Faros de la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Ciprián


Faro de Cabo Prioriño Chico

del Libro de Faros

03240

Alcance

23 Millas

Latitud

43º 27,526' N

Apariencia

DB 5s

Longitud

8º 20,409' W

Elevación

36 m

    El faro de Prioriño Chico se encuentra situado en la entrada de la ría de Ferrol en el extremo occidental, en la costa norte de la ría. Pronto se vio que no alumbraba bien la boca, por lo que hubo de situarse una pequeña luz en la punta del Segaño, quedando éste como luz de costa. De 4º orden y luz fija variada por destellos rojos de 2 en 2´, tenía un aparato Letourneau de 500 mm, gran modelo, y una lámpara moderadora atendida por dos torreros, habiéndose encendido por primera vez el día 10 de Julio de 1854. su plano focal estaba situado a 5 m de altura sobre el terreno y 27 sobre el mar y la primera modificación que tuvo fue la colocación de una lámpara Maris de una mecha.

    El edificio se cimentó sobre una explanada de 12x15 m, parte excavada en el terreno y parte del terreno de relleno. Es de forma rectangular de 11,4x9,70 m y la torre se empotra hasta la mitad en la fachada que da al mar. Esta está compuesta de una base prismática octogonal sobre la que se eleva un fuste troncopiramidal de igual sección, el balconcillo de hierro volado sobre la cornisa, el torreón y la linterna octogonal de 1,80 m de diámetro y cristales planos. Una azotea daba acceso exterior al balconcillo. Interiormente, un pasillo distribuía las habitaciones y comunicaba por medio de la habitación de la limpieza con la puerta de acceso a la torre. El costo de esta ascendió a 59.452 reales y la linterna y el aparato a 45.132 reales.

    En 1904 se le fija una nueva apariencia de luz blanca con ocultaciones alternadas de 2+1. El ingeniero Rafael de la Cerda realiza en 1918, un primer proyecto para cambiar la instalación por la de acetileno con destellador AGA de llama desnuda que daría la característica de 3 destellos blancos cada 9". Aprovechaba la parte fija del antiguo aparato óptico colocándole un basamento con flotador de mercurio y pantallas interiores a la óptica y un generador de acetileno modelo industrial de la casa Carburos metálicos, para fabricar alli mismo el gas a partir del carburo de calcio. Contratada y recibida la reforma del aparato se replantea la cuestión decidiéndose definitivamente por automatizarlo e instalar un destellador AGA con quemador de 25 l, válvula solar y batería de acumuladores. Esta reforma supuso la supresión del personal y queda agregado, el servicio, al del balizamiento del puerto de Ferrol.

    El edificio sufrió algunas modificaciones y el primer proyecto de reparación data de 1882, efectuado por Eduardo Vila, Estructuralmente la parte más afectada fue la superior. En ella, a fin de dar mejor habitabilidad, se suprimió la vertiente del tejado construyendo otra planta rectangular de menor superficie que la primitiva.

    En 1988 se le sustituyó la anterior característica por la que mantiene en la actualidad de 1 destello cada 5".En 1990 sufrió un salvaje ataque vandálico, durante un fin de semana, que supuso no solo importantes destrozos en el edificio sino, lo que es peor, la total destrucción de la óptica y el destellador de acetileno. Durante varios meses estuvo apagado y se realizaron obras de reparación. Cuando volvió a funcionar lo hizo con una linterna AGA de 300 mm colocada en el basamento del anterior aparato y destellador AGA de llama desnuda en su interior. El edificio sufrió un vaciado interior, desapareciendo todos los tabiques y divisiones.

    En 1993 pasó a depender de la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Ciprián, el faro fue electrificado en el año 1995, se instaló una linterna ODAS 500 con paneles Fresnel de metacrilato y aparato giratorio de la Maquinista Valenciana compuesto de dos motores electromagnéticos, así como dos grupos electrógenos Deutz de 1500 r.p.m. y 380/220V, para el suministro de corriente al faro, ante un fallo en la red de suministro eléctrica, la lámpara es de General Electric halógena de 125V y 1000 W de potencia. En ese mismo año con motivo de la colocación y modernización de los equipos de funcionamiento del faro, se procedió a su monitorización, siendo todos los parámetros de funcionamiento del faro controlados, por ordenador, desde un centro de control  situado en la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Ciprián, todos los trabajos fueron ejecutados por la Maquinista Valenciana.

    En el año 2002 se sustituyeron las lámparas anteriores por unas nuevas, Philips GX9'5 halógenas, de 220 V y 1000 W. Esto obligó a realizar modificaciones en el cuadro de lámparas para adaptarlo a la nueva tensión de funcionamiento de estas.

    En el año 2007 se le hizo una profunda remodelación que lamentablemente se vió severamente afectada cuando el huracán Klaus arrasó la costa gallega en enero de 2009, llevándose la cubierta del faro y arrasando con todo lo que había en su interior, haciendo pasar una noche terrorífica a la farera que lo habita y a su pareja.

    El faro fue rehabilitado de nuevo, así como todo el entorno que hoy en día tiene una importante componente histórica y paisajística con la batería de Prioriño, la de Punta Viñas, el Centro de Interpretación y el incomparable marco del Golfo Árrtabro.

    El entorno del faro es un paisaje abrupto donde domina el granito y la roca pelada. Son lugares dignos de visitarse, en sus cercanías, la playa de Doniños y la laguna de Doniños, fruto del cierre de un valle, en este caso estrecho y profundo, por una barra arenosa sobre la que se acumularon campos de dunas. Lugar de paso de aves migratorias y en la que viven todo el año multitud de aves acuáticas. La costa es accidentada, siendo posible la práctica de la pesca; otros lugares dignos de verse en las proximidades son la ensenada de Cariño, el castillo de San Felipe y las impresionantes vistas panorámicas que desde lo alto del monte de La Graña se pueden ver de la ría y de la ciudad de Ferrol.

Bibliografía: "Por la senda de los faros" edita: A.P. de Ferrol - San Ciprián y "Faros del Océano" de M.A. Sanchez Terry, editado por el MOPU.