Faros de la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Ciprián


Faro de Cabo Ortegal

del Libro de Faros

03160

Alcance

18 Millas

Latitud

43º 46,261' N

Apariencia

OcB 8s

Longitud

7º 52,188' W

Elevación

124 m

    El faro de Ortegal se encuentra situado en el Cabo de Ortegal, de donde toma el nombre. Es una torre cilíndrica, pintada de blanco y rojo, en cuya parte superior se encuentra el faro.

El proyecto de torre fue realizado por el ingeniero Jaime Arrandiaga y se aprobó por O.M. del 9 de octubre de 1982. Se recibió el 9 de marzo de 1984 y es de tipología normalizada construida de hormigón armado de 3 m de diámetro y 12,70 m de altura, con dos balconcillos volados de 4,70 m de diámetro y linterna de 2,25 m de diámetro. La primera instalación fue eléctrica con reserva de gas y estaba compuesta de un sistema dúplex de dos tambores dióptricos de 500 mm que llevaban en foco una lámpara de incandescencia cada uno. En caso de fallo de energía eléctrica había, en la inferior, un destellador AGA de boquillas múltiples, a gas, que entraba en servicio automáticamente. Disponía también de dos grupos electrógenos como reserva, alojados en una caseta exterior rectangular.
    El faro sufrió una profunda reforma después de ser adoptado por la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Ciprián, desde 1993 hasta la actualidad, primero desapareció la caseta exterior que afeaba el entorno y con ella los grupos electrógenos. Después se reformó todo el equipo del faro manteniéndose solo las dos ópticas de tambor y desapareciendo el gas acetileno, se colocó un sistema de lámparas halógenas y baterías. La lámpara principal, que funcionaba con C.A., era de 1000w. En  caso de fallo de suministro eléctrico, entraba en funcionamiento un cambiador de C.C. que ponía en foco la lámpara de emergencia de 24v y 150w alimentada por una batería., al volver el suministro la situación se invertía funcionando de nuevo con C.A.
    En el año 2010 se elimina la línea eléctrica que alimenta el faro, sus constantes reparaciones y averías, una fuente de gasto continuo causado por los fuertes temporales en la zona, y, la tala de árboles que caen sobre la misma, unido al hecho de eliminar su negativo impacto visual en un entorno paisajístico tan espectacular, hacen que se tome esta decisión, transformando el faro para ser alimentado por energía solar. Se instala un equipo de alimentación fotovoltaica que carga la batería que alimenta una baliza giratoria con iluminación por Led, estas reformas permiten eliminar la lámpara de alterna, halógena de 1000 W, consumiendo el nuevo conjunto 36W, la baliza giratoria está compuesta de dos balizas superpuestas, cada una de ellas lleva tres diodos Led de 6w a 120º,  con estas actuaciones se hace una importante apuesta por el medio ambiente, con un faro sostenible en una zona de alta importancia paisajística.
    El faro es monitorizado para ser controlado y vigilado a distancia desde el Centro de Control en Ferrol.
    La localidad más próxima es Cariño, puerto pesquero de importancia y lugar desde el que dirigirse a visitar el Cabo Ortegal y su faro. Para ello, desde el centro de la villa, se asciende por entre casas multiformes y multicolores. La carretera gana altitud a medida que se aleja de la villa y discurre paralela al mar.
     En el año 2013 la Autoridad Portuaria de Ferrol acomete una importante obra para darle un mayor valor paisajístico y dotarlo de mejores servicios para los innumerables turistas que visitan la zona, se hace una senda peatonal que discurre paralela a la carretera, los últimos 770 m, del lado del mar, para contemplar las bellas vistas de la ría de Ortigueira mientras se avanza caminando hacia el faro, así mismo se habilita un parking para vehículos, próximo a la explanada del faro, impidiendo el acceso de estos a la misma, disponiendo así de toda la explanada para el libre movimiento de personas, dando así más seguridad y mejor impacto visual a la zona. La explanada, el muro que la rodea, la base del faro y sus escaleras son totalmente cubiertas de piedra para realzar lo majestuoso del entorno.
    A la derecha se extiende la ría de Ortigueira con sus tramos acantilados y sus arenales. Cerca del cabo, las laderas ganan en verticalidad y altura para configurar un lugar majestuoso.
    El cabo Ortegal es, en realidad, una amplia arcada que se abre al océano flanqueada por dos impresionantes salientes rocosos: la Punta do Limo, al oeste y la Punta dos Aguillóns, al este. Es en esta en la que se emplaza el Faro de Ortegal.
    A continuación de la Punta do Limo está el mirador de Vixía Herbeira, desde el que se admira la belleza de los acantilados, en este caso a 612 m sobre el nivel del mar. Se dice que los acantilados de A Capelada son los mas altos de Europa y posiblemente sea cierto, pero en cualquier caso son impresionantes.

Bibliografía: "Por la senda de los faros" edita: A.P. de Ferrol - San Ciprián y "Faros del Océano" de M.A. Sanchez Terry y editado por el MOPU