AGRADECIMIENTOS:

Mi primer recuerdo debe de ser para mi compañero de viaje, Juan, ha sido el mejor apoyo y la fuente de fuerza y tesón que ha servido para superar la prueba con éxito.

Debo recordar también a la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Cibrao, que nos han dado su apoyo y su ánimo, que han confiado en el exito de nuestro viaje y han estado constantemente cerca de nuestro proyecto. A ellos va dedicado el pin que dejamos en la Cruz de Ferro.

Debo agradecer también a mi familia su apoyo, el que nunca hicieran un comentario desanimante, su determinación de que lo conseguiría fue una fuente de moral adicional.

A Julio, nuestro amigo asturiano, un gran compañero de etapas, un estupendo amigo que nos conquistó enseguida con su caracter abierto y simpático.

Y ademas:

Mensajeria Halcourier; Ángel (del albergue San Saturnino); los hospitaleros del albergue San Miguel; Felix (del albergue Sarracín); en general a todos los hospitaleros que atienden los albergues; Olga (del bar Olga de Ventosa); la camarera del café Suizo (Santo Domigo de la Calzada); la gente de Cueva Cardiel; Vicente el peregrino valenciano; las asociaciones de amigos del Camino de Santiago; Quiles y Roberto los peregrinos de Cartagena; el taller de reparación de bicis de Sahagún; Josefina García en el Acebo (tienda de alimentación) y tanta gente que colabora cada día para que los peregrinos que recorren nuestra geografía hacia Santiago logren llegar y culminar con éxito su Camino.