Zona de competencia en señalización marítima de la A.P. de Ferrol


    Fui farero (antiguo Cuerpo Nacional de Técnicos Mecánicos de Señales Marítimas) desde 1985 a 1992. En 1993 me incorporé como Técnico de Señales Marítimas a la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Cibrao, haciéndome cargo del balizamiento del canal de entrada al puerto y ría de Ferrol. En 2006 pasé a ser el Encargado de Sistemas de  Ayudas a la Navegación y en el 2010  Responsable de Sistemas de Ayudas a la Navegación de la AUTORIDAD PORTUARIA DE FERROL - SAN CIBRAO, donde desarrollo mi trabajo en su zona de competencia, desde la ría de Ares (La Coruña) hasta la ría del Eo en Ribadeo (Lugo). Ello implica no solo la gestión y supervisión de todos los balizamientos, faros y balizas de su zona de competencia, sino la administración del sistema AtoNIS, Aids to Navigation Information System (Sistema de información de Ayudas a la Navegación) y del AIS, Automatic Identification System, (Sistema de Identifcación Automático de buques).

Zona de competencia en SS.MM.

Desde la ría de Ares (La Coruña) hasta la ría del Eo (Lugo)

    Cuando cualquier persona tiene conocimiento de la proximidad de un faro, no puede sustraerse al deseo y la curiosidad de acercarse a conocerlo. Los faros son, casi siempre, impresionantes atalayas desde las que contemplar hermosas vistas del mar y de la costa; cuanto más abrupta es la costa y más difícil el acceso al faro, más grande es la admiración que se siente por ese faro que desafía los elementos y por los que permanecen en él todo el año asegurándose de que su luz no faltará ninguna noche. Quiero desde aquí homenajear a todos los fareros y sobre todo a los pocos que van quedando en los faros, a sus familias, mujeres y niños que comparten la soledad y el aislamiento de esos lugares, las largas noches de invierno con el azote de los temporales continuos y la adaptación a un tipo de vida que es algo más complicada (hacer la compra, traslado a los colegios, relacionarse, acudir a lugares de esparcimiento, etc...) que para los que viven en zonas urbanas.

    Un faro es un servicio público, es una gran ayuda para los navegantes y son hermosos sitios desde donde admirar la inmensidad del océano; Por todo ello es un lugar que debemos respetar, son frecuentes, por desgracia, los ataques vandálicos contra los faros y balizas que se hallan a lo largo de la costa sin vigilancia, debemos pensar que cuando se daña una instalación de ayudas a la Navegación se está creando una zona de inseguridad en la costa, por ello RESPETEMOS LOS FAROS Y BALIZAS.