Faros de la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Ciprián


Faro de Punta Candelaria

del Libro de Faros

03170

Alcance

21 Millas

Latitud

43º 42,653' N

Apariencia

GpD(3+1)B 24 s

Longitud

8º 02,822' W

Elevación

89 m

    Saliendo de Cedeira, por la carretera que conduce a la aldea de Cervo, comienzan los ocho tortuosos Km. que nos separan de punta Candelaria. Después de dejar atrás el pueblo se continúa por una prolongada subida, en una carretera que discurre sin ver el mar dos Km. más. Al final de ellos el alto y el comienzo de la bajada. Hay que tomarse un respiro para ver el espectáculo y templar el ánimo ante lo que nos espera. sensación de soledad, abruptos  acantilados cortados a pico, un camino que baja en dos Km. lo que le costó subir en seis, curvas y pendientes peligrosas y al fondo el faro.

    De construcción bastante reciente, su historia guarda íntima relación con el de Ortegal hasta el punto que, en un principio, estaba destinado a levantarse en aquel punto. El 11 de mayo de 1908 el presidente de la Liga Marítima Española pide un estudio para instalar un faro en el Cabo Ortegal. Posteriormente, un acuerdo de la Comisión de Faros del 15 de enero de 1912 aprueba "que el nuevo faro, incluido en el Plan de Alumbrado, se sitúe en Punta Candelaria" marcando el origen de su existencia. Proyectado en 1929, se acabó cuatro años más tarde aunque no se inauguraría hasta principios de 1954. Discusiones y reclamaciones sobre la conveniencia del emplazamiento elegido y algunos años de olvido burocrático determinaron el retraso.

    En 1930 diversas organizaciones, piden la instalación de un faro de 60 millas de alcance en cabo Ortegal y una estación radiogoniométrica, suprimiendo el faro de Punta Candelaria. No se accedió a ello pero si se aceptó aumentar el alcance de este hasta 30 millas, cambiándole la característica que se le había previsto por la de grupos de 3 y 1 destellos blancos. También se pensó en poner sirena.

    Para producir el alumbrado contaba con una instalación Dalen, con cambiador automático de capillos y quemador de 35 l, una óptica catadióptrica de 200 mm de distancia focal que giraba impulsada por el gas, y una batería de acumuladores AK-25, lo que, a falta de la válvula solar que se le puso más tarde, le convertía en una faro automático. Con el propósito de que sirviera para la navegación aérea se le puso también una linterna de la casa Maquinista Valenciana con cúpula transparente.

    El edificio forma la clásica "U" con la torre hexagonal adosada a la cara que da al mar. eleva el foco luminoso 9 m sobre el suelo y 89 sobre el mar y tenía un alcance nominal de 16 millas.

    El 23 de febrero de 1984 entró en servicio una nueva instalación eléctrica compuesta de un basamento con mesa giratoria y cuatro paneles con 6 lámparas de haz sellado de 200W /30V y un juego de baterías con los aparatos y cuadros correspondientes. También se le puso un grupo electrógeno como reserva.

    A raíz de pasar a depender de la Autoridad Portuaria de Ferrol - San Ciprián fue monitorizado para ser controlado por ordenador desde el centro de control existente en el Puerto de Ferrol. A finales del año 2002 le fue sustituida la muy deteriorada linterna aeromarítima que poseía por una nueva linterna, con cúpula ciega, de 2,20 m de diámetro. Los trabajos fueron ejecutados por La Maquinista Valenciana S.A. y también consistieron en la renovación de todo el equipo de funcionamiento del faro. Desaparecen los paneles de haz sellado para pasar a tener un cambiador de lámparas en V, con dos lámparas, se coloca una óptica de paneles de metacrilato y un nuevo cuadro de control de lámparas y motores de rotación, también se sustituye la batería del faro y se coloca un cargador para suplir la falta de red eléctrica con la de la batería. Para mayor seguridad sigue conservando un grupo electrógeno como reserva.

    El edificio parece que cabalgara sobre los farallones; acantilados de roca cortada en vertical definen su entorno, alturas sobre el mar que impresionan nuestra visión. Al norte, los acantilados se funden con los de A Capelada en la zona de Cortes, al sur se arquean hacia la ría de Cedeira. A sus pies los enormes bloques desprendidos de la ladera dan fe del ímpetu de las olas y de la acción de los temporales.

    La localidad mas próxima es Cedeira, 8 Km, "a vila" como la denominan sus vecinos. Es un conjunto de casas que se apiñan en la ladera que asciende a la ermita de San Antonio; un racimo de calles estrechas a las que se asoman fachadas de galerías blanqueadas o balcones fundidos en hierro forjado e, incluso, un lugar en el que los barrios nuevos han crecido con orden y belleza estética. Próximos a Cedeira no podemos dejar de visitar lugares como San Andrés de Teixido, centro de peregrinaciones durante todo el año, tanto para visitar la ermita del santo, como para contemplar los impresionantes paisajes, tanto de su costa, como de su interior. Desde el muelle de Cedeira podemos admirar tanto las vistas de su ría como las de la villa y las de la playa de la Magdalena, que atrae un nutrido turismo estival. También podemos contemplar desde el muelle, enfrente, el antiguo faro construido en 1859, llamado actualmente baliza de Punta Promontorio , o Robaleira para los vecinos de la villa.

Bibliografía: "Por la senda de los faros" edita: A.P. de Ferrol - San Ciprián y "Faros del Océano" de M.A. Sanchez Terry, editado por el MOPU